LEGITIMA DEFENSA COMO EXCLUSIÓN DE RESPONSABILIDAD CRIMINAL

miércoles, 4 de enero del 2012

La legítima defensa se encuentra regulada en el CP de 1995 en el art. 20.4º, así como en el art. 2 del Convenio europeo para la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales de 4 de noviembre de 1.950. Para poder hablar de legítima defensa se tienen que dar tres requisitos:

1.- Agresión ilegítima o ataque injusto. Por lo tanto hay que hablar de dos aspectos, el primero de ellos la agresión o ataque y un segundo de ilicitud. La agresión o ataque, debe ser real y actual (no futura) y conlleva un hecho violento contra una persona que menoscaba aspectos físicos y personales.

2.- Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repararla. La racionalidad del medio empleado no significa que estemos hablando de una “proporción equitativa”, ni está conectado con el medio empleado por el agresor, sino por las posibilidades reales de defensa del agredido. De este modo, la defensa puede ser más grave o contundente que la agresión sufrida sólo si ese medio empleado era el único del que disponía. Por el contrario si dispone de varios medios para contraatacar la agresión, el perjudicado deberá utilizar aquel que sea el menos grave o lesivo.

3.- Falta de provocación suficiente por parte del defensor. La ausencia de este requisito no provoca la falta de aplicación de la legítima defensa sino que estaríamos ante un supuesto de legítima defensa incompleta. La provocación debe ser intencional, en el mismo sentido del dolo, además de ser tenida en cuenta por la sociedad como provocación que intente lograr una reacción agresiva de parte del provocado.

Contacto

e-mail:

info@riosantosabogados.es

Teléfono:

985 253 750

Móvil:

689 211 982

Mapa

mapa

Cargando mapa...

Localización

localizacion_oviedoOVIEDO

C/ Doctor Casal nº 3 - (Edificio Quorum)
Piso 3º B

CP: 33001

localizacion_villaviciosaVILLAVICIOSA

C/ Magdalena nº 6 - Piso 1º E

CP: 33300

Diseño web:: ticmedia.es

Aviso legal