Archivos de enero, 2012

DESHEREDACIÓN DE HIJOS Y DESCENDIENTES

lunes, 30 de enero del 2012

Justas causas de desheredación a hijos y descendientes

Según el art. 848 CC “La desheredación sólo podrá tener lugar por alguna de las causas que expresamente señala la Ley”. De este modo, la desheredación ha de ser una de las específicamente determinadas por la Ley, sin comprender en ella otras distintas -incluso cuando guarden analogía o comprendan figuras más amplias de las señaladas en el Código Civil-.

Las justas causas de desheredación a hijos y descendientes, vienen reguladas en los arts. 852 y 853 del CC.

Art. 852 CC, “Son justas causas para la desheredación, en los términos que específicamente determinan los artículos 853, 854 y 855, las de incapacidad por indignidad para suceder, señaladas en el art. 756 con los números 1º, 2º, 3º, 5º, y 6º”.

Este precepto enumera las causas generales para la desheredación, que son aplicables a cualquier legitimario. Y son las siguientes:

“1º.- Los padres que abandonares, prostituyeren o corrompieren a sus hijos.

 2º.- El que fuere condenado en juicio por haber atentado contra la vida del testador, de su cónyuge, descendientes o ascendientes. Si el ofensor fuere heredero forzoso, perderá su derecho a la legítima.

 3º.- El que hubiese acusado al testador de delito al que la ley señale pena no inferior a la de presidio o prisión mayor, cuando la acusación sea declarada calumniosa.

 5º.- El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo.

6º.- El que por iguales medios impidiere a otro hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior”.

Si el artículo anterior recoge las cláusulas generales para la desheredación, las cláusulas específicas para desheredar a un hijo o descendiente se encuentran comprendidas en el artículo 853 CC. “Serán también justas causas para desheredar a los hijos y descendientes, además de las señaladas en el artículo 756 con los números 2º, 3º, 5º y 6º, las siguientes:

1º.- Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.

 2º.- Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra”.

Además, la desheredación deberá hacerse en testamento (art. 849 CC) y deberá contener la causa de desheredación (el motivo). La prueba, de la causa de desheredación, corresponde a los herederos del testador si el desheredado la negase (art. 850 CC)

LEGITIMA DEFENSA COMO EXCLUSIÓN DE RESPONSABILIDAD CRIMINAL

miércoles, 4 de enero del 2012

La legítima defensa se encuentra regulada en el CP de 1995 en el art. 20.4º, así como en el art. 2 del Convenio europeo para la protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales de 4 de noviembre de 1.950. Para poder hablar de legítima defensa se tienen que dar tres requisitos:

1.- Agresión ilegítima o ataque injusto. Por lo tanto hay que hablar de dos aspectos, el primero de ellos la agresión o ataque y un segundo de ilicitud. La agresión o ataque, debe ser real y actual (no futura) y conlleva un hecho violento contra una persona que menoscaba aspectos físicos y personales.

2.- Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repararla. La racionalidad del medio empleado no significa que estemos hablando de una “proporción equitativa”, ni está conectado con el medio empleado por el agresor, sino por las posibilidades reales de defensa del agredido. De este modo, la defensa puede ser más grave o contundente que la agresión sufrida sólo si ese medio empleado era el único del que disponía. Por el contrario si dispone de varios medios para contraatacar la agresión, el perjudicado deberá utilizar aquel que sea el menos grave o lesivo.

3.- Falta de provocación suficiente por parte del defensor. La ausencia de este requisito no provoca la falta de aplicación de la legítima defensa sino que estaríamos ante un supuesto de legítima defensa incompleta. La provocación debe ser intencional, en el mismo sentido del dolo, además de ser tenida en cuenta por la sociedad como provocación que intente lograr una reacción agresiva de parte del provocado.

Contacto

e-mail:

info@riosantosabogados.es

Teléfono:

985 253 750

Móvil:

689 211 982

Mapa

mapa

Cargando mapa...

Localización

localizacion_oviedoOVIEDO

C/ Doctor Casal nº 3 - (Edificio Quorum)
Piso 3º B

CP: 33001

localizacion_villaviciosaVILLAVICIOSA

C/ Magdalena nº 6 - Piso 1º E

CP: 33300

Diseño web:: ticmedia.es

Aviso legal